Internet de las Cosas, un concepto que fue diseñado para formar parte de nuestras vidas.

Cuando escuchamos del tema Internet de las cosas (IoT*), ¿Qué es lo primero que se nos viene a la mente?, quizá la respuesta es inevitablemente Tecnología, Robots, y quizá aquella caricatura famosa que fue creada en 1962 transportándonos a todos a una época futurista y me refiero a los Supersónicos (The Jetsons); quienes capitulo tras capitulo nos proyectaban como seria la vida en miles y miles de años.

La respuesta a este tipo de escenarios, en donde las series de televisión y películas nos enseñaban que la vida sería más fácil, positiva y liberal, si todos tuviéramos casas automatizadas, autos voladores y androides que nos ayudarán a las labores del hogar; hasta este punto,  los creadores de los Supersónicos (William Hanna y Joseph Barbera), no fueron los únicos en “profetizar” y ensamblar posibles escenarios en  los que el desarrollo tecnológico nos favorecería de tal manera que no solo se están desarrollando y creando dispositivos con programación “inteligente” para facilitar las actividades cotidianas del hombre; la finalidad de llegar a tener escenarios futuristas como la película Volver al Futuro (Back to the Future de 1985), Yo, robot (I, Robot de 2004) o Chappie (Chappie de 2015) es ciertamente ciencia ficción que nos esta preparando para nuestra próxima realidad y estilo de vida, el cual estará estrechamente ligado a la convivencia de la humanidad con la proyección de las leyes de la robótica.

Es por ello, que el internet de las cosas ​se refiere a una interconexión digital de objetos cotidianos con internet, es decir, son básicamente objetos que serán controlados por una codificación especial y por supuesto a través del internet. Pongamos ejemplos que hoy en día están siendo utilizados por la sociedad:

  • Alexa, es la bocina inteligente que Amazon lanzó el pasado 2014, con el objetivo de que tuviéramos en nuestros hogares un asistente virtual, que nos ayudara por medio de dispositivos de voz a interactuar con nuestros propios recursos dándonos como resultado una casa inteligente, por ejemplo, encender luces, reproducir música, regular la temperatura del ambiente, cerrar puertas, entre otros.

Este dispositivo funciona por medio de los Echo*, por lo cual lo hace amigable y de fácil interacción con el usuario; para hacer uso de ella solo tienes que:

  1. Crear una cuenta en http://alexa.amazon.com.mx/
  2. Descargar la aplicación de Alexa y configurarla
  3. Si eres principiante, y solo quieres probar el producto sin la necesidad de comprar más equipos para adaptarlos a Alexa, puedes comenzar con vincularla a tu cuenta de Spotify (iniciar con la reproducción de música).
  4. Pero, si realmente lo que te apasiona es la tecnología, puedes ir un paso adelante y adquirir varios dispositivos que estén programados a este tipo de inteligencia artificial, y vincularlos sin ningún inconveniente de sistematización (como los focos o la cerradura de la puerta principal y tener más seguridad).
  5. Existen gran variedad de Skills*, por lo que estoy seguro de que conseguirás un gran provecho a las funciones que te ofrece este dispositivo, como: recordatorios para hacer ejercicio, aprender y corregir un nuevo Idioma, tips de cocina, etc.
  • Los relojes inteligentes, son otro claro ejemplo de lot, pues fueron casi de los primeros objetos que se diseñaron y pusieron en marcha para cuidar y controlar el estado físico de nuestra salud (monitoreo del sueño, entrenador personal, estrés, entre otros); además de estar adaptado para que tenga todas las funcionalidades de un reloj convencional y de un asistente personal, recibiremos notificaciones de alarmas, cronometro, calendario y muchas más.

Lo más característico de un smartwatch, no es que sea un dispositivo inteligente, más bien se deriva a que este pequeño conector le ha agregado valor al mercado de todos los consumidores que en lo particular somos incondicionales al uso de la tecnología, y que mejor, que en lugar de estar al pendiente del celular a cada segundo, por medio de bluetooth* recibes tus nuevos mensajes, correo e incluso notificaciones de que te hace falta realizar estiramiento y mover el cuerpo ya que has permanecido demasiado tiempo sentado; la realidad, es que este tipo de tecnología wearable se integro a nuestras vidas de manera intuitiva y realzando la moda y diseño del reloj tradicional.

  • Poco a poco el mercado del internet de las cosas comienza a aprovecharse de manera significativa, pues ya no estamos refiriéndonos a pequeños electrodomésticos y a simples equipos automatizados; en lot encontraremos refrigeradores que se encuentran diseñados sobre una base tecnológica sólida para mejorar la eficiencia del producto (no solo como fuente de energía para conservar los alimentos), este tipo de componentes estará fortaleciendo nuevos modelos de negocio en la industria del consumo, ofreciendo nuevas experiencia como el administrar los alimentos (agregar productos a nuestra lista de compra o etiquetar fechas de vencimiento), como también, interactuar con todos los integrantes de la familia, pues puede distinguir la voz de cada miembro y solicitar novedades relevantes (información personalizada como el clima, itinerarios de programación, recordatorio de actividades o anuncios en digital).

¿Sigues cuestionándote qué es Internet de las cosas?

Muchas personas podrían pensar hasta este punto que es una exageración y que quizá tener tanta información en la nube podría traer vulnerabilidades ya que todo, absolutamente todo tiene que ver con la conexión a la red; y posiblemente podría no ser tan positivo, lo que es una realidad, es que este tipo de tecnología esta siendo creada y diseñada para mejorar las actividades del ser humano; seamos sinceros, vivimos tan estresados y en un mundo lleno de actividades que se nos olvidan hacer cosas/movimientos, por lo que una ventaja de lot, es que el mismo dispositivo como el refrigerador pueda pedir la despensa sin necesidad de que nosotros estemos al pendiente y tengamos que ir a comprar los víveres físicamente a las tiendas de autoservicio.

Conclusión

Tomemos en cuenta que los sistemas integrados son el futuro de la automatización, y la jerarquía del internet de las cosas es que hablan entre ellas, a esto se le conoce como Machine to Machine (M2M*); por lo que toda evolución tecnológica nos podría causar dependencia de los aparatos tecnológicos, y un consumo excesivo de los mismos, ya que querríamos tener lo más novedoso; sin embargo, también tenemos la otra cara de la moneda, ya que no todas las clases sociales están económicamente activas para favorecerse de esta era de programación y digitalización, por lo que caemos en muchas ocasiones en desigualdad social.

Glosario

*IoT, es una abreviatura del idioma inglés de “Internet of Things”

*Echo, son servicios de computación en la nube que tiene Amazon, los cuales están codificados para responder a una palabra “raíz”; por lo tanto, Alexa funciona de esta manera, ya que fue programado con el servicio de voz ubicado en la nube de su mismo creador.

*Skills, son funcionalidades o desarrollos de “terceros” los cuales puedes descargarlos en tu asistente virtual, pues estas “habilidades” también están establecidas en tecnología que se basa en la voz.

*Bluetooth, es una especificación tecnológica que posibilita la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante el uso de redes inalámbricas.

*M2M, es la conectividad/comunicación que permite a dos máquinas intercambien información en formato de datos.

Puntuación: 1 de 5.
No hay comentarios que mostrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s