Tecnoestrés, ¿Cómo averiguar si la tecnología nos está enfermando?

Indudablemente estamos atravesando por un periodo de tiempo, en el que las interconexiones y la dependencia a la “era de la información” nos hacen generar cambios rutinarios para realiza nuestras actividades de una forma más dinámica, sin embargo, es importante hacer una pauta para analizar los pros y contras de la tecnología en nuestras vidas, ya que la aplicación del internet llegó para transformar la comunicación sin barreras, así como también  dio una gran pauta para la creación de diferentes aparatos electrónicos, que permitieran que el ser humano afrontará diferentes escenarios de manera dinámica, eficiente y novedosa, derivado a la combinación del desarrollo tecnológico (hardware/software*).

Entonces, ante dicho preámbulo digital, en donde la modernización es el punto clave para identificar necesidades actuales y mejorar la forma en que lo llevamos a cabo, surge como pilar fundamental el uso constante y excesivo de las TIC´s*; es en este punto, donde  el concepto de tecnoestrés entra a nuestras vidas de manera silenciosa, pues estamos tan acostumbrados al uso de herramientas y sistemas tecnológicos que no lo percibimos, es decir, ¿Cuántos de nosotros tomamos el celular a primera hora de la mañana para revisar las redes sociales o el correo electrónico?, ¿Cuántos de nosotros tenemos más de un teléfono celular  (uno personal y otro para asuntos del trabajo)?, ¿Cuántos de nosotros atendemos mensajes y llamadas durante la hora de la comida o fuera de horarios laborales?, … y así podría seguir escribiendo infinidad de interrogantes que podemos hacernos y que de manera involuntaria a todas les estamos dando respuestas afirmativas, y es por ello que hoy en día una de las enfermedades más preocupantes es el estrés, pues no solo es consecuencia de que estamos dando tensión continua a nuestro cuerpo, también es un factor maligno de otras enfermedades (cardiacas o psicológicas).

Existen muchos preámbulos que nos orillan a tener cierta adicción a la tecnología, es decir, actualmente el mundo afronto cambios radicales debido a una pandemia, en donde el uso de TIC´s fue el primer factor para que el ser humano continuará con sus actividades desde sus hogares, sin embargo, nunca se establecieron las “reglas del juego”, pues en la mayoría de las empresas no tenían un plan de continuidad, y la jornada laboral para muchas personas se extendió a más de 10 o 12 horas al día.

Estar al tanto del trabajador, no significa mandar mensajes instantáneos de WhatsApp a altas horas de la noche, ni tampoco es ordenar solicitudes de reportes en fines de semana, para tenerlos a primera hora del lunes; cuidar al trabajador para afrontar de manera conjunta este tipo de contingencias, es generar confianza en el personal que tenemos contratado, pues no es necesario tenerlos bajo cámaras de vigilancia, cuando en realidad el objetivo es cimentar fuerzas colaborativas, para que la empresa siga generando recursos y el trabajador siga dando resultados, sin caer en un desajuste físico y emocional, causado por un jefe “toxico” y por las largas horas que se le dedicaron a la realización de las tareas frente aparatos como la computadora y el teléfono.

Hay que enfatizar que el tecnoestrés no solo forma parte de la acelerada vida que llevan los adultos, también los niños y adolescentes tienen dependencia a la tecnología, pues muchos dirían que es por el apego a los videojuegos, celulares o tabletas, no obstante, el estrés infantil va ligado con la falta de supervisión/autoridad, pues hay que saber identificar en qué punto la tecnología es un integrante benéfico para la educación y desarrollo de nuestros “pequeños”; asimismo, será necesario poner límites y hablar con ellos de los peligros de estar conectados en todo momento, pues debido a su corta edad, estarán expuestos a una sobrecarga de información y en algunos casos provocar el aislamiento, pues es cierto que no podemos darle la espalda a la evolución tecnológica, ni tampoco podemos integrar la palabra “prohibición”, pero como padres podemos controlar y moderar los espacio de tiempo, publicaciones permitidas y accesos de información en internet, inculcando una cultura de uso, para que a la larga no visualicemos cambios en su comportamiento provocados por el uso de las nuevas tecnologías.

De esta manera, es importante destacar cuales son los tipos de tecnoestrés existentes, de tal manera que identifiquemos en que punto nos encontramos y cómo podemos controlar las consecuencias negativas que nos provoca su uso.

  • Tecnoansiedad: La persona suele sentir tensión y malestar por el aprendizaje y manejo presente o futuro de algún tipo de herramienta tecnológica.
  • Tecnofatiga: La persona muestra contantes síntomas de cansancio y agotamiento mental y cognitivo, debidos al uso excesivo de tiempo que le brinda a la tecnología.
  • Tecnoadicción: La persona muestra el apuro de utilizar TIC´s en todo momento y en cualquier lugar; y manejarlas durante largos períodos de tiempo, sin tomar pautas de descanso, volviéndose dependiente de las mismas.
  • Tecnofobia: La persona suele tener miedo, ansiedad o resistencia de hablar sobre tecnología o incluso pensar en ella.
  • Síndrome de fatiga informativa: Este es provocado por la sobrecarga y manejo excesivo de información.

¿Cómo evitar el tecnoestrés?

Recuerda que tener enfoques y objetivos específicos, no significa caer en la compulsión incontrolable para utilizar las tecnologías en cualquier momento del día, como personas, tenemos el deber de balancear y administrar nuestros tiempos, pues pasar altas horas frente aparatos, no nos vuelve más hábiles, ni eficientes, pues lo único que provocamos es una inminente invasión de recursos digitales, adaptándonos a las exigencias que crean en nuestro entorno todos los sistemas tecnológicos, lo que repercutiría en un bajo rendimiento psicológico.

Conclusión

No podemos evadir situaciones conflictivas o de estrés, pero si podemos equilibrar nuestras tareas y responsabilidades, y sobre todo poner límites en el manejo de las TIC´S, pues quien no se identifica con la interacción que hoy en día estamos llevando en nuestros hogares (oficina virtual), con tú computadora y un monitor extra, dos celulares, y el iPad a un lado para sincronizar nuestra música, todo en conjunto seria la estación de trabajo perfecta y acogedora; no obstante, no se trata de tener una correcta distribución de aparatos electrónicos para desarrollar de manera eficiente nuestras actividades, el punto de equilibrio es tener un camino paralelo entre los compromisos/deberes y lo personal; pues la tecnología no es nuestro enemigo, está debe desenvolverse en un entorno de adaptación a nuestras necesidades y no viceversa.

Glosario

* TIC´s, termino usado para referirnos a las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

*Software, sistema informático que está constituido de una programación específica, la cual permiten a la computadora realizar determinadas tareas.

*Hardware, son los fragmentos materiales y/o tangibles, de los cuales formamos los sistemas informáticos, como la computadora, mouse, teclado, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s